sábado, 18 de julio de 2009

La tragedia llega al Tour de Francia

Ayer durante la etapa del Tour de Francia el tres veces campeón del mundo Oscar Freire sufrió varias perdigonadas en una pierna en el transcurso de la decimotercera etapa del Tour de Francia, aunque no sufre nada grave y podrá salir en la etapa de hoy.
El ciclista del Rabobank sangraba por las heridas, pero según un primer examen las heridas no son demasiado importantes, precisaron las fuentes. "Tiene un hematoma pero podrá continuar de nuevo mañana y es lo más importante", declaró su responsable de equipo.
El doctor del Rabobank, Dion van Bommel, explicó que pese al incidente Freire se encontraba tranquilo aunque no entendía cómo se podía producir un asunto de este calado: "El impacto en el muslo ha sido un daño pequeño, pero si hubiera recibido el impacto en un ojo podría haberse quedado ciego. Es una experiencia que nunca antes había tenido en mi carrera", aseguró el sprinter español.

La gendarmería francesa ha abierto una investigación para determinar las circunstancias en las que se produjo el incidente, en las que también fue afectado un ciclista del equipo estadounidense Garmin, Julian Dean. El neozelandés fue herido de manera leve en un dedo de la mano derecha.
Freire y el neozelandés Julian Dean presentaron este sábado una denuncia "por hechos de violencia voluntaria con armas", según afirmó el fiscal de Colmar.

Aunque los autores aún no han sido detenidos, los investigadores que llevan el caso han recogido los testimonios de un corredor que vio a dos jóvenes, de alrededor de 16 ó 17 años que se escondieron detrás de un árbol.
"Fue un pequeño susto que se produjo en una zona sin público en medio del bosque. Oí una especie de disparo y no sabia qué era, pero luego sentí el dolor y oí otro par de disparos. Cuando sentí dolor en la pierna me di cuenta que había alguien disparando", explicó.
El fiscal de Colmar, Pascal Schulz, confirmó que los disparos se habían producido con una pistola o rifle de aire comprimido.

Tras este incidente la vigilancia durante la carrera se ha multiplicado, y desgraciadamente hoy no ha sido un día tranquilo porque en el transcurso de la etapa una espectadora del Tour de Francia resultó muerta (supuestamente cruzó la calzada una vez pasó el pelotón sin percatarse de que todavía faltaban vehículos oficiales por pasar) y otras dos personas heridas al ser arrolladas por una moto de la Guardia Republicana que vigila la carrera, según confirmaron fuentes de la Gendarmería francesa.
El incidente se produjo en el kilómetro 38 de la decimocuarta etapa, que se disputaba entre Colmar y Besançon, cuando una espectadora cruzó la carretera de forma indebida y fue golpeada por la moto de un agente, precisaron.
En su caída, la moto resbaló y chocó contra otros dos espectadores que se encontraban en la cuneta.
Los heridos fueron atendidos en un primer momento por los servicios médicos del Tour de Francia, antes de ser trasladados al hospital de Mulhouse, próximo al lugar del accidente

No hay comentarios: