jueves, 14 de mayo de 2009

Vergonzoso por partida doble, unos por pitar y los otros por censurar

Antes de comenzar la final de la Copa del Rey el protagonismo recayó en los pitos que se oyeron desde las gradas durante el tiempo en el que sonó el himno nacional de España. Al mismo tiempo, se pudieron ver algunas banderas independentistas en la zona del gol norte del campo de Mestalla, donde estaban ubicados los seguidores del Barcelona e innumerables Ikurriñas en la zona de los aficionados del Athletic.

Televisión Española (TVE), que retransmitía el encuentro en directo, no ofreció imágenes del estadio durante la interpretación del himno y prefirió efectuar dos conexiones con Bilbao y Barcelona. TVE aprovechó el descanso del partido para emitir las imágenes de la interpretación del himno, eso sí, totalmente censurada y manipulada eliminando los silbidos al himno, enfocando a los jugadores y mostrando un par de imágenes de los pocos hinchas que se comportaron con respeto.


TVE ofreció un comunicado lamentando el error, y dando explicaciones: "Por un error humano el himno nacional no se ofreció en directo antes del comienzo del partido de Mestalla entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao. Dicho fallo se intentó subsanar emitiéndolo íntegramente en el descanso. La dirección de TVE pide disculpas por este hecho". Posteriormente se ha tomado la decisión de destituir al director de deportes de la cadena.

4 comentarios:

Carlos Río dijo...

No sé, me parece un poco excesivo el despido de un trabajador, Julián Reyes, por adulterar un poco/endulzar la realidad. Cuando censuraron, no emitieron, la entrevista de Jesús Quintero con José María García no dimitió nadie, claro que la decisión parece que vino de arriba.

Recuerdo ahora también que en los Oscar y otros eventos significativos la televisión USA emite en ‘directo’ con cierto retraso, segundos, lo que permite editar emisiones posiblemente comprometidas. Los españoles parece que somos más puristas que nadie…

Otra cosa, seguramente al que menos le preocupe que le piten es al Rey y compañía. Tiene(n) un excelente salario y está(n) muy bien entrenado(s) para aguantar lo que le(s) echen.

Al final las banderas no son más que trapos y yo propondría “Aquellas pequeñas cosas” (Joan Manuel Serrat) como himno; desde luego, nadie me lo va a negar, tiene mejor letra. Se admiten otras sugerencias.

jorge dijo...

La verdad es que lo de la manipulación es algo constante en todos los países y aquí también aunque normalmente suelen ser más sutiles (esta vez ha sido descarado). Sin embargo lo de los pitidos al himno y al Rey sólo psa en España, y eso es lo que debe hacernos reflexionar. No sólo nos debemos quedar en que haya gente poco respetuosa (que hay en todos los países) sino que debemos plantearnos porqué hay mucha gente que no se identifica con un himno, con una bandera y con un Jefe de Estado. Hay que reflexionar sobre ello.
sobre el himno y la bandera, yo personalmente prefiero el himno de Riego (igual de español que el actual y usado sólo en épocas de democracia) lo mismo con la bandera, prefiero la tricolor (esta bandera solo ha estado en vigor 8 años, que coinciden con los 8 primeros años de democracia en España (1ª y 2ª República) mientras que los colores de la actual bandera has estado 4 siglos de los cuales sólo 30 años son en una democracia. Y yo guardo mucho respeto por la bandera y el himno actual pero me siento más cómodo con la tricolor y no por ello soy antiespañol ni ultra ni radical.
Sobre el tema del Rey: es un personaje público e igual que unos le aplauden otros le pueden pitar, esa es la libertad de expresión. Hay que recordar que el Rey no es elegido por los Españoles, por lo que la legitimidad democrática que tiene es muy cuestionable. Ya que no nos dejan elegir democraticamente al Jefe de Estado,ni expresar nuestra opinión sobre él en las urnas, al menos que nos dejen expresar nuestra opinión (favorable o en contra) en la calle o en un campo de fútbol.
Ah, y Visça el Barça (y Palencia, y Madrid, España, y Europa....)
Jorge

Julito dijo...

Jorge, tu eres un fenómeno pienses lo que pienses, y aunque no estoy de acuerdo en lo que comentas es respetable mientras no se ofenda al otro, y en mi opinión, los pitos ofenden a los que si nos gusta el Rey, y a los que si nos gusta nuestro Himno, ya que no se nos dejó disfrutar de ese momento.

jorge dijo...

ese es el tema, Julio, poder decir las cosas con tranquilidad y exponiendo las ideas de cada uno. si todos pensaramos igual todo sería muy aburrido. Lo interesante es debatir desde el respeto y con argumentos. Por eso las cosas no se solucionan silbando por silbar (seguro que muchos silbaban al himno y al Rey sin plantearse ningún argumento sino simplemente por ser guays), pero tampoco se soluciona nada censurando las imagenes de los que silban.
disfruta del alirón!