martes, 26 de mayo de 2009

Paolo Maldini: El adios de un mito

A punto de cumplir los cuarenta y un años, martilleado por las lesiones producto de una larga y brillante carrera profesional, batiendo casi todos los récords de presencias y con casi todos los títulos posibles en su haber y admirado por todos, Il Bello Paolo Maldini, colgó el domingo las botas en San Siro.
El fútbol, se queda huérfano con la retirada de un jugador ejemplar, dentro y fuera de los terrenos de juego, de un icono del fútbol mundial,de un ejemplo de lo que es sentimiento hacia una camiseta, de quien para muchos es, y ha sido, el mejor lateral izquierdo de todos los tiempos.
Paolo Maldini, nacido el 26 de junio de 1968, ha logrado a lo largo de sus 24 años de carrera en la máxima categoría que su apellido sea unido a su nombre y no al de su padre, Césare Maldini, una vieja gloria del Milán, que llegó a dirigir a su hijo incluso en la selección.No en vano, cuando Paolo llegó al Calcio, con un debut el 20 de enero de 1985, con 16 años y siete meses, se le conocía como el "hijo de Césare". Ahora, 901 partidos oficiales después con la camiseta del Milán, el Césare quien es conocido como el "padre de Paolo".


Su palmarés es digno de reseñar punto por punto:Ha conquistado con el Milán 26 títulos: 7 scudettos, 5 Copas de Europa/Liga de Campeones, 2 Copas Intercontinentales, 5 Supercopas de Europa, 1 Copa de Italia, 5 Supercopas Italianas y 1 mundial de clubes. Además, ha batido todo récord de presencias en el Calcio(647 partidos), en competiciones europeas de club (174), en la selección italiana (126), en finales de Copa de Europa/Liga de Campeones (8, igualando al madridista Paco Gento).
Pero en su exitosa carrera deportiva le han faltado tres logros: el mundial y la Eurocopa con su selección, y no haber recibido nunca el "Balón de Oro" como mejor futbolista del año.
Lo más sangrante es lo del Balón de oro, ya que al ser defensa le es más difícil optar a este tipo de galardones, pero que ni él ni Franco Baresi lo tengan es una aberración, acentuada por el hecho de que si lo ostenten Mattias Sammer y Fabio Cannavaro...lo dicho, juzguen ustedes los méritos de unos y otros.

En cuanto al homenaje que le ofreció su hinchada, diremos que los aficionados al Milan que acudieron a San Siro homenajearon por todo lo alto a Paolo Maldini con un impresionante mosaico antes del partido contra la Roma en la despedida del capitán 'rossonero' de la que ha sido su 'casa' los últimos 24 años, ya que el próximo domingo colgará las botas en Florencia a sus 40 años.
Unas 80.000 bufandas blancas se estiraron en el momento en que el Milan entró en el césped. Todas ellas llevaban la misma estampa, el nombre de su ídolo con su número y los títulos conquistados. Además, cientos de pancartas alusivas a Maldini y la mayoría de los aficionados con su camiseta. Una de esas pancartas era contundente: "Clonad a Maldini".
Al final, Maldini, quiso dar una última vuelta al estadio para despedirse de todos los aficionados.

Sólo una nota triste que intentó empañar su adiós: los aficionados de la curva sur (radicales del AC Milan, los tiffossis rossoneros) del estadio pusieron la nota amarga con una pancarta en la que se incluía un reproche. "Gracias capitán: sobre el campo un campeón infinito, pero has faltado al respeto a quien te ha enriquecido", rezaba el gigante cartel, que se podía leer desde todos los lugares del estadio, acompañado con camisetas de Franco Baresi, quien dejó el brazalete a Maldini cuando se retiró, y adorando con cánticos sobre que "sólo hay un capitán (Baresi)".

A este reproche respondió inmediatamente Maldini ante los periodistas que se encontraban en medio del campo tras la victoria. "Estoy orgulloso de no ser uno de ellos", dijo. Otra muestra más de su categoría.

No hay comentarios: