miércoles, 10 de diciembre de 2008

Schuster: destitución o dimisión encubierta

Salto la noticia, ayer día 9 de diciembre Pedja Mijatovic decidía destituir a Bernd Schuster de su puesto de entrenador del Real Madrid, y decimos Pedja porque Ramón Calderón se oponía a esta decisión, pero la fuerte presión de la dirección deportiva le impidieron mantener al alemán en su cargo.
La decisión parece un intento desesperado de la secretaría técnica del club madridista por dar un giro a la trayectoria del primer equipo, sobre todo teniendo en cuenta que el sábado el Real Madrid visita el Camp Nou para enfrentarse a un Fútbol Club Barcelona que se está mostrando implacable.

La noticia era previsible, y las actuaciones de Schuster y sus declaraciones hacen que la noticia parezca una dimisión encubierta más que una destitución, para muestra tenemos algunas de las perlas del alemán:
-Justificar las derrotas con las actuaciones arbitrales es algo muy frecuente en el técnico germano lo cual choca con la idea del conjunto de la capital de dar ejemplo y ser un “club señor” como pregonan sus dirigentes.
-Después de caer humillados y casi goleados en Getafe Schuster comentó: “esta derrota no duele, se veía venir, pudo ser peor merecimos caer por mas goles” ,
Yo creo que en un club como el Real Madrid, cualquier derrota duele, y si alguien debe de enfadarse por la imagen que dieron los jugadores es Schuster.
-Para colmar un vaso ya rebosante por la mala situación liguera, sus polémicas ruedas de prensa (en ellas ha dicho desde que no tiene banquillo a incluso comentar que o convoca a Sneider aun estando renqueante de una lesión, o jugaba él) tras perder en el Santiago Bernabeu contra el Sevilla comentó: "No es posible ganar en el Camp Nou porque el Barcelona está arrasando y creo que este va a ser su año. El equipo puede hacer un buen papel allí. Pero de más no se puede hablar".
Estas declaraciones fueron una “bomba” en Chamartín, y solo 36 horas después de hacerlas el entrenador alemán fue cesado.

Cualquiera sabe que un entrenador no puede arrojar así la toalla, que si ni el mismo confia en su plantilla lo mejor es irse, dimitir....y pensareis que porque no lo hace, pues muy sencillo;
Si Schuster dimite, el Real Madrid lo acepta encantado, rescinden el contrato y ya esta, pero si al entrenador le destituyen (como ha pasado en este caso) el club debe indemnizar a Schuster ya que le queda otro año de contrato, y se barajan cifras de hasta 7 millones de euros de finiquito, (brutos , 4,5 millones netos aproximadamente)
Esto último que hemos comentado, y la declaración de Schuster una vez sabida su salida del club merengue: “Es un alivio”, denotan lo arriba reseñado, Schuster se quería ir....pero cobrando, como todos, por eso sería muy hipócrita criticar este hecho.



Para acabar hay que reseñar que el sustituto en el club madridista es Juande Ramos, ex del Tottemham y del Sevilla, un entrenador con fama de exigente y que se encuentra medio año después de salir del club inglés por la puerta de atrás (fue cesado en parte por un motín de los jugadores ingleses que no aceptaron de muy buen grado las exigencias de Juande en cuanto a dietas y concentraciones) con el mayor reto de su larga carrera deportiva (fue entrenador de Puyol en el Barcelona B ), donde sus mayores logros son dos copas de la UEFA con el Sevilla y una "Carling Cup" con el Tottemham Hotspurs asi como ascensos a primera división con clubs como el Rayo Vallecano o el LLeida.

No hay comentarios: