domingo, 21 de diciembre de 2008

El boxeo es una mentira

De farsa,vergonzoso,denigrante para el deporte....así se puede calificar el combate de boxeo disputado por Evander Holyfield y Nikolay Valuev en el Hallenstadion de Zurich disputandose entre ellos el cinturón de campeón del mundo por la AMB.

El gigantón ruso de 2,13m y 141 Kg que defendía su título dio todo un ejemplo de cómo no se debe comportar un profesional, además de dejar en muy mal lugar un deporte ya de por si muy escaso de de iconos mediáticos. Su rival, Holyfield ya poco puede ofrecer a sus 46 años, pero por lo menos lo intentó, se dedico a bailar lejos de la mole rusa y a conectar golpes que debido a su obsesión por buscar la cara de Valuev fueron poco efectivos, si hubiese castigado el cuerpo de su oponente quizás le hubiese ido algo mejor.

Valuev es un boxeador que vive del cuerpo, no tiene técnica, ni ambición y por lo visto ayer tampoco respeto, con once años menos y veintitres centímetros más lo de ayer debería haber sido , a poco que se lo hubiese propuesto una pelea muy favorable a sus intereses, pero es que se llevaban 5 asaltos y no había conectado ¡ni un solo golpe! espabiló algo al final, pero su boxeo es muy pobre, y Holyfield hizo todo lo posible por no luchar en cuerpo a cuerpo.


La actitud de Valuev fue penosa, pero el colmo del esperpento vino cuando los jueces le dieron la victoria al ruso, sólo un juez pareció ver la velada desde el mismo sitio que toda la humanidad, su puntación fue 114-114, es decir combate nulo. Pero los otros dos dieron la victoria a Nikolay Valuev por 116-112 y 115-114 absolutamente increible.
No tengo nada más que decir, este combate me ha quitado las ganas de seguir viendo boxeo, si Valuev es campeón del mundo la cosa tiene que estar muy pero que muy mal.
Sólo añado una cosa, las deudas de Holyfield le ponen como una víctima propicia para que, debido a su nombre y a su palmarés veladas como la de ayer se celebren y mucha gente se lleve una gran cantidad de dinero (él incluido) y de sobra es sabido que no queda bien que un boxeador de 46 años sea campeón del mundo, pero si para eso hay que dar este lamentable espectáculo, o no se hacen estas veladas o si gana gente cómo Holyfield, pues que se lleve el campeonato.

No hay comentarios: