sábado, 13 de diciembre de 2008

Más vale tarde que nunca. El Barça derriba al final la muralla blanca

El partido del año no defraudó a nadie, si bien no fue un homenaje al buen fútbol, si tuvo todo lo que se le puede exigir a un clásico, emoción, ciertas dosis de calidad, entrega, lucha, sacrifio, y el resultado final fue, que con muchos apuros, despues de fallar un penalti y tras dos grandes paradas de Víctor Valdés en sendos mano a mano con Drenthe y el debutante Palanca, consiguió el Barça doblegar a un Real Madrid excesivamente defensivo.

El partido es fácil de resumir, posesión de pelota para el Barça y repliegue defensivo y salidas a la contra del equipo de Juande Ramos. El Madrid optó por el papel de equipo pequeño, se parapetó delante de Casillas y se limitó a buscar la espalda de Dani Alves, e incluso se empleo con dureza contra su mayor amenaza Leo Messi dobre todo en la primera media hora de partido (hasta 4 jugadores le dejaron recados al argentino en sus piernas ante una permisividad arbitral muy cuestionable).

El Barça tocaba y tocaba pero entróal campo con demasiada ansiedad y se precipitaba constantemente, Xavi no participaba demasiado y los azulgrana lo notaron. Pasados estos primeros compases entraron en acción los porteros, Casillas saco un remate de Messi (en su única incursión sin ser derribado) y en una contra Drenthe tras un fallo de Alves estrelló su remate en Valdés en la ocasión más clara del partido.
De ese instante al descanso más de lo mismo, posesión de balón y precipitación por parte blaugrana y lesión de Sneijder (volvía de una lesión muscular) que fue sustituido por un canterano,Palanca.

La segunda parte fue un calco de la primera, hasta que salió Busquets, el Barça seguía demasiado acelerado y el Real Madrid desperdició otro mano a mano, el debutante Palanca no pudo superar en su salida al portero catalán.

Busquets le dio calma al juego del Barça, e incluso provocó un penalti que el camerunés Eto´o no pudo materializar en gol porque Iker Casillas realizó un paradón.


Los últimos veinte minutos fueron un acoso a la porteria blanca, con un Barça volcado y ahora si más sosegado e intentando entrar por las bandas.
Pero estos partidos parecen destinados a resolverse a balón parado y así fue; Xavi saca un corner al segundo palo y allí salta majestuoso Puyol por encima de Ramos,cabezea al area pequeña y el balón va a caer a la zona de influencia del depredador blaugrana, Eto´o, que en un recurso inverosímil (un balón a la altura de la cintura que el camerunés golpea como puede con el muslo) envia el balón al interior de la porteria de Casillas.
Era el minuto 83 y el Madrid debía sacar las pocas fuerzas que le quedaban para buscar el milagro, y en una perdida de balón del Real Madrid Hleb habilitó en largo a Henry que ya en el campo del Madrid solo frente a Cannavaro,cedió al otro lado donde venía Messi, y el argentino solo frente a Casillas le pico suavemente el balón por encima, un golazo para matar el partido, lo que ni Drenthe ni Palanca pudieron hacer con Valdés si supo hacerlo Leo Messi.

El resultado se antoja justo, el Barça mereció la victoria porque la buscó más pero el Real Madrid vendió cara, perdón muy cara su derrota tanto que incluso pudo haber sacado algo positivo del Camp Nou de haber acertado alguna de sus dos clarísimas ocasiones.

2 comentarios:

CHUSI dijo...

Sí señor! peazo periodista deportivo que tenemos en este blog!!

Julito dijo...

Gracias hombre, se agradecen los ánimos